Semillas Saludables

Las semillas, también conocidas como simientes o pepitas, son la parte de un fruto que permite dar origen a una nueva planta.

Una semilla debe llegar a la localización adecuada en el momento óptimo de germinación. Estas propiedades que fomentan la producción de la siguiente generación es posible que estén más relacionadas con los frutos que con las mismas semillas, ya que la función típica de la semilla es la de servir de mecanismo retardante, permitiendo suspender el crecimiento si las condiciones no son favorables o dar el tiempo necesario para su dispersión. Cada especie logra su objetivo de una forma diferente: produciendo gran cantidad de semillas, envolviendo las semillas en duras capas que se van ablandando con las lluvias y el frío invernal para germinar.

La producción de semillas es un proceso esencial de la agricultura. Gracias a él, los campesinos han domesticado las especies vegetales que hoy consumimos, creando una enorme variedad dentro de cada especie al irlas adaptando a distintas condiciones ambientales y necesidades culturales. Este proceso se ha mantenido en algunas regiones durante al menos diez mil años.

Es esta misma historia, el crecimiento que conllevan y la vida que almacenan, razones por las cuales las semillas comestibles, que son la mayoría, lo que las hace una materia prima para muchos alimentos, como aceites, bebidas, especies y muchos aditivos alimenticios.

Dentro de las semillas más saludables de nuestro planeta, en el entendido de que siempre deberán comerse crudas, encontramos:

1. Semillas de chía. Son libres de gluten, ricas en vitaminas y minerales, excelente fuente de fibra, proteínas, antioxidantes, ácidos grasos y omega-3.

2. Semillas de cáñamo. Fuente rica de fitonutrientes, ácidos grasos poliinsaturados, 20 aminoácidos y contiene un alto valor proteico fortaleciendo la inmunidad y defendiendo  de las toxinas.

3. Semillas de granada. Fuente rica de antioxidantes, por lo que ayudan a proteger las células del cuerpo contra los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro. Previenen además previenen la baja densidad del colesterol, el endurecimiento de las paredes de las arterias con exceso de grasa, dejando libres a las arterias de grasa, bombeándolas con antioxidantes.

4. Semillas de lino. Rico contenido de ácido alfa linolénico, fibra dietética y lignanos. Ayuda a disminuir la producción de agentes que promueven la inflamación y disminuyen los niveles sanguíneos de la proteína C reactiva.

5. Semillas de calabaza. Son una buena fuente de vitamina B, ayudan a luchar contra la depresión, mejorando el estado de ánimo. Previenen los cálculos renales.

Al ser las semillas más saludables, incluirlas en nuestra dieta diaria ayudará a mejorar la salud, subir las defensas y aportarán una gran ayuda a nuestro sistema digestivo.

Para Otras Noticias Vista:

www.queo.mx
www.gruposacsa.com.mx
Queo es el Proveedor de los Servicios Web de GRUPO SACSA

Sobre Arabuko