¿Qué tipo de fertilizante necesita mi suelo, orgánico o inorgánico?

Grupo SACSA sabe que cuando diferentes factores inciden en los suelos dejándolos faltos de nutrientes, los productores tiene que buscar mediante fertilizantes recomponer esta situación. Es así que la utilización de abonos orgánicos e inorgánicos permite que las plantaciones vuelvan a tener la vitalidad que tenían, y en el caso de las cosechas, se le suma la posibilidad del aumento progresivo de la producción de las mismas.

En estos casos la utilización de abonos orgánicos ayuda a aportarle  a los suelos los nutrientes que no llegan a volver a generar, por las excesivas producciones de cosechas una tras otra. De esta manera la aplicación de fertilizantes suministra estos nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantaciones y así continuar con un rendimiento alto de las mismas.

Los fertilizantes inorgánicos y orgánicos presentan diferentes ventajas y desventajas.

La ventaja de los fertilizantes inorgánicos es que son de rápida asimilación de los nutrientes, ya que se encuentran en concentraciones mucho más grandes y específicas que los fertilizantes orgánicos y la desventaja de éstos, es que pueden llegar más rápidamente a contaminar las fuentes de agua de la zona.

Por otro lado, los fertilizantes orgánicos tienen como desventaja lenta asimilación, realiza todo un proceso para llegar a tener efectos rendidores, pero la ventaja es que tiene menos efectos secundarios en el caso de excederse en el uso, y los abonos de origen orgánico, contienen muchos micronutrientes y macronutrientes, lo que ayuda aún más a las plantaciones.

El uso de fertilizantes orgánicos, ayuda a retener los nutrientes del suelo y poder mantener la humedad necesaria que cada tipo de suelo necesita para el desarrollo adecuado de las plantaciones.

Grupo SACSA, recomienda que frente a la duda de utilizar fertilizantes orgánicos o inorgánicos debe de tener en cuenta que las plantas no pueden identificar el origen de los nutrientes que están absorbiendo así que no presentan ningún problema para el cultivo en sí. Lo que sí debe de tener en cuenta es la rapidez de la efectividad de cada tipo de fertilizante. Si se necesita una rápida acción, la selección más propicia es la de los fertilizantes inorgánicos, que suministran las dosis justas de cada elemento que necesite (fósforo, nitrógeno y potasio) para realizar la recomposición del suelo. Si se cuenta con el tiempo necesario, la utilización de los fertilizantes orgánicos es una solución mucho mejor. Al ser de origen natural, aportan compuestos básicos, además de no provocar la contaminación que los fertilizantes inorgánicos sí provocan.

Así que sí usted tiene la duda de qué tipo de fertilizante debe inyectarle a su suelo primeramente busque la asesoría de un profesional en la materia, permítanos poner a su disposición una amplia gama de servicios a través de nuestros asesores técnicos SACSA llamando al teléfono (672) 727 1221 o visitando nuestras instalaciones en Carretera. J. Aldama No. 1620 Poniente en Navolato, Sinaloa, México.

Nosotros nos ocupamos de todo. Usted tranquilo.

 

Para Otras noticias Visita:

www.queo.mx

www.gruposacsa.com.mx

Queo es el proveedor de los Servicios Web de Grupo Sacsa

Sobre Arabuko

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*