Qué hacer con las cosas de un difunto

Decidir qué pasará con la ropa y artículo de un difunto es una tarea dura tanto física como emocionalmente porque al elegirlos se vendrán a tu mente miles de recuerdos, que te llevarán a enfrentar el vacío que dejó ese ser amado. En este artículo FUNERARIA LA MEXICANA te dará algunos consejos para que puedas hacer frente a esta labor así como la necesidad de tomar decisiones que te permitan distinguir qué objetos son realmente significativos para ti.

Pide ayuda. ¿Te imaginas abrir la habitación de tu ser querido y recoger tú solo sus pertenencias? Si bien es importante tener tiempo a solas con nuestros recuerdos, los amigos y familiares serán un gran soporte anímico en momentos en los que sientes que ya no tienes energías suficientes para limpiar otro armario o para desarmar su biblioteca. Esta tarea implica un desafío emocional profundo por lo que es recomendable que pienses en un amigo o familiar que pueda ayudarte a afrontar este momento. Considera sólo aquellas personas que realmente tengan deseos de ayudarte sin presionarte más de lo que ya lo estás en ese momento. De esta manera, no sólo estarás acompañado sino que podrás compartir las anécdotas y emociones que irradian cada uno de esos objetos que formaron parte de la vida de tu ser querido. Inclusive puedes organizar una reunión familiar para establecer quiénes están dispuestos a ayudarte, cuáles serán las responsabilidades que asumirán y cuáles son de ellas las más importantes. Por ejemplo, retirar la ropa, organizar la documentación personal, cerrar cuentas bancarias, etc.

Organización. No debes vaciar la habitación en un solo día ni resolver todo como si nada te sucediera. Piensa que te reencontrarás con objetos que hace mucho tiempo no ves, así como con recordatorios continuos de la dolorosa ausencia de tu ser querido. Tómate pequeños descansos cada vez que realices esta tarea en los que puedas salir a tomar un poco de aire y reflexionar sobre todo lo que estás viviendo. Establece una lista de prioridades que haya que hacer en primer lugar por razones prácticas tal como cerrar cuentas bancarias, retirar sus cosas del trabajo, pagar facturas pendientes, etc. Puedes designar a un amigo y/o familiar capacitado para llevar adelante algunas de estas tareas mientras que tú te ocupas de otras. Se trata de una tarea física y emocionalmente abrumadora por lo que es importante que establezcas pequeñas metas diarias. Por ejemplo, un día puedes ocuparte del guardarropas, otro día de su escritorio, otro día de su documentación personal, etc. hasta finalmente completar todo su cuarto.

Se meticuloso. Llega un punto en el que te abrumas y decides tirar cosas sin revisarlas solo para deshacerte de ellas. Grave error. Puedes estar perdiendo cosas de mucho valor que la persona fallecida haya escondido o guardado en lugares extraños. Revisa bolsillos de la ropa, cajas, maletas, etc. Seguro encontrarás joyas o dinero.

Cuida los documentos. Y en esto debes ser extremadamente meticulosa con los papeles que tiras al ordenar la casa. Es probable que durante el proceso vayas a necesitarlos y más vale prevenir que lamentar.

Pregunta qué desean conservar. Quizá decidas hacer esta tarea solo o tal vez algunos miembros de la familia no puedan ni se sientan preparados para recoger estos objetos, por lo que sería útil que diseñes un listado con el nombre de cada persona de la familia para señalar qué pertenencias desearían ellos conservar. Pregúntales con anticipación para que puedan tomarse el tiempo necesario para pensar qué objetos desearían conservar… Si no conversas esto con la familia y comienzas a regalar los objetos de acuerdo a tu propia percepción, es posible que debas afrontar algunos conflictos ya que lo que para un miembro de la familia conlleva hermosos recuerdos, para otro es sólo un objeto más dentro de los tantos que solía guardar tu ser querido.

Conserva y cuida los recuerdos: Fotos, cartas, cosas con alto valor emocional. Puede ser duro al principio porque te traerán muchos recuerdos pero con el tiempo esos recuerdos te sacarán una sonrisa y aprenderás a pensar en tu ser querido con felicidad y cariño.

La obra buena del día: Sólo debes tomar esta decisión cuando te sientas preparado para hacerlo. La donación de sus objetos te permitirá transformar todo tu dolor en un bello acto de amor y solidaridad del que tu ser querido estaría realmente orgulloso. Si bien puede ser difícil saber qué donar y a quiénes, asegúrate de brindarlo a una institución benéfica con cuya causa estés de acuerdo o bien que creas que a tu ser querido le hubiera gustado hacer esta donación.

Cada objeto personal de nuestro ser querido conserva no sólo un sinfín de emociones sino también una infinidad de añorados recuerdos que deberemos afrontar cuando recojamos sus cosas de la casa. Tómate tu tiempo y deja que sea tu propio corazón quien te dicte el momento adecuado para comenzar esta tarea emocionalmente dolorosa.

En FUNERARIA LA MEXICANA contamos con todos los servicios necesarios desde traslados (nacionales e internacionales), capilla, velación a domicilio, salas de estancia, exhumaciones, asesoría con los diferentes trámites que son necesarios, estacionamiento, vigilancia, así como también servicios de recepción con bebida y comida, asegurando su tranquilidad y la de su familia, permitiéndole así que usted cuente con la mejor atención y un servicio integral único.

Comuníquese al 01-672-727-01-75 o visítenos en José María Morelos y Pavón 364, General Ángel Flores, 80320 Navolato, Sin, en donde nuestros asesores le ayudarán a elegir el mejor plan de previsión de acuerdo a sus necesidades.

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*