Golpe de calor

¿Qué es el golpe de calor y cómo evitarlo?

Las altas temperaturas propias de la intensa temporada veraniega en México y sobre todo en nuestra ciudad de Culiacán son mucho más peligrosas de lo que podrían parecer, ya que además de hacernos sudar y pasar incomodidades son capaces de provocar serias complicaciones en la salud cuando no tomamos suficientes precauciones.

Por esta razón en la presente entrega de Noticias JAPAC presentaremos algunos consejos para evitar el llamado “golpe de calor” que es capaz de provocar graves afectaciones a la salud.

El golpe de calor no tiene nada que ver ni con los “sofocos” ni con el “bochorno” propio del verano; es decir, es algo mucho más serio que ha provocado un gran número de muertes en México derivada de complicaciones provocadas por altas temperaturas.

El Golpe de calor es un trastorno que provoca un fallo en  la función de uno o varios órganos internos debido al aumento excesivo de la temperatura dentro del cuerpo.

Golpe de calor

Nuestro organismo debe permanecer en una temperatura cercana a los 37 grados centígrados; si por cualquier razón sobrepasa los 40 grados y el cuerpo es incapaz de eliminar el exceso de calor y nuestro sistema nervioso comienza a alterarse.

Un niño que se deshidrata no puede sudar lo suficiente como para enfriar su cuerpo, y su temperatura corporal se puede elevar hasta provocar el golpe de calor.

Ancianos, jóvenes y niños son las principales víctimas de este fenómeno, algunos por condiciones propias de su edad y otros por la constante actividad física que realizan y que provoca un aumento súbito en su temperatura corporal que no puede ser regulado por el propio cuerpo.

Para evitar el golpe de calor la SSA nos recomienda los siguientes consejos:

  • Evita la exposición al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas) y, en general, evita exposiciones prolongadas o dormirte al sol.
  • Si notas cansancio o mareo, retírate a un lugar fresco o ventilado y aflójate la ropa.
  • Pasa tiempo en locales con aire acondicionado. Si dispones de él en casa, acuérdate de bajar la temperatura por la noche, porque el cuerpo se enfría durante el sueño.
  • Cúbrete adecuadamente la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros o gorros y gafas de sol. Esto te ayudará a prevenir tanto los golpes de calor como las quemaduras.
  • Consume abundantemente agua, líquidos y bebidas isotónicas.
  • Lleva ropa ligera que permita la transpiración, el principal mecanismo de refrigeración de nuestro cuerpo.
  • Presta especial atención a los ancianos y niños. En concreto, los niños menores de tres años no deben exponerse al sol.

Si te percatas que alguien está experimentando síntomas relacionados con un golpe de calor trata de llevarla a un lugar a la sombra, túmbala con la espalda recta y las piernas levantadas para favorecer la circulación de la sangre, humedece su rostro con un paño húmedo fresco.

Si se encuentra inconsciente no trates de darle de beber, pero si puede hacerlo trata de darle un poco de agua o alguna bebida rehidratante.

Si su temperatura no baja, si presenta un pulso débil o si se ve muy pálida llévala inmediatamente al médico.

No es recomendable pasarla de un lugar muy caliente a un lugar sumamente refrigerado, sumergirla en agua o bañarla ya que esto podría provocar un shock… lo más prudente es disminuir la temperatura de forma gradual.

Golpe de calor

Para otras noticias visita:

www.queo.mx

www.japac.gob.mx

Queo es el proveedor de los Servicios Web de JAPAC

Sobre Arabuko