Marketing olfativo: Vender más a través del aroma

El marketing olfativo es una de las ramas del neuromarketing que busca generar sensaciones y emociones positivas en el público consumidor, que ayuden a influir en la decisión de compra del cliente. Sin embargo, actualmente la mayoría de los empresarios piensa que esto se limita solo a hacer que sus establecimientos y productos tengan buen olor.

Desde luego, que partimos desde el principio que en cualquier comercio, los malos olores son inaceptables, pues los clientes huirán de ellos y buscarán la puerta de salida en cuanto les sea posible; sin embargo el marketing olfativo va mucho más allá, es en sí una poderosa herramienta de marketing.

Así como de la vista nace el amor, un buen aroma es capaz de despertar deseos y emociones en una persona; esto gracias a nuestra memoria olfativa, que nos ha condicionado a vivir y repetir emociones cuando un estímulo olfativo aparece.

Como ejemplo de esto tenemos el riquísimo aroma a pan recién hecho, el cual es capaz de provocarnos apetito aún y cuando ya estemos satisfechos.

Según uno de estos estudios, de la Universidad de Rockefeller, la “potencia” evocadora de cada uno de nuestros sentidos es la siguiente: Tacto (1%), Oído (2%), Vista (5%), Gusto (15%) y Olfato (35%).

Además, hay que tener en cuenta que el olfato es el único de los sentidos para el que no podemos poner barreras: podemos decidir no tocar, taparnos los oídos o llevar auriculares, girar la vista o no probar algo, pero no podemos dejar de oler.

arabuko_marketing_gastronomico_marketing_olfativo_002

Por ello el Marketing Aromático es una herramienta muy poderosa, la cual tiene una gran aplicación en la industria gastronómica.

Si usted es dueño de un restaurant, es indispensable que ponga cuidado en este punto, su negocio tiene que provocar el impulso de comer desde que el cliente pone un pie en su establecimiento; es más, incluso debe provocar ese impulso en quienes pasan sin la intención de entrar; para ello debe ser muy cuidadoso al elegir el ambiente aromático de acuerdo con el tipo de alimentos que usted ofrece en su negocio.

Aromas como el pan recién hecho, la carne asándose, algunas especias, y otros aromas dulces como el de vainilla y chocolate, son grandes disparadores del apetito, que seguramente aumentarán la cantidad de pedidos de cada mesa.

Por: Gilberto Rodríguez

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*