La Historia del Agua Potable

Desde hace ya bastantes siglos, el ser humano ha tenido la necesidad de distribuir y racionar el agua, pues esta siempre ha sido un recurso indispensable para la vida; por ello los asentamientos humanos han buscado siempre la cercanía con algún cuerpo o fuente del vital líquido. ¿Pero cómo pasamos de ser recolectores y distribuidores de agua potable a tratar el agua para potabilizarla?; en la presente entrega les contaremos un poco de esta interesante historia.

La necesidad de las tribus nómadas que comenzaron a explorar un estilo de vida sedentaria en sitios en los que no existía acceso normal a ríos, lagos o lagunas, motivó la construcción de pozos para extraer agua del subsuelo; muy pronto estos no fueron suficientes y se requirió buscar otras alternativas.

japac_historia_purificacion_001Hace aproximadamente 7000 años en Jericó, Israel, el agua almacenada en los pozos se utilizaba como fuente de recursos de agua, además se empezó a desarrollar los sistemas de transporte y distribución del agua. Este transporte se realizaba mediante canales sencillos, excavados en la arena o las rocas y mas tarde se comenzarían a utilizar tubos huecos.

Alrededor del año 3000 a.C., la ciudad de Mohenjo-Daro (Pakistán) utilizaba instalaciones y necesitaba un suministro de agua muy grande. En esta ciudad existían servicios de baño publico, instalaciones de agua caliente y baños.
Los griegos fueron de los primeros en tener interés en la calidad del agua. Ellos utilizaban embalses de aireación para la purificación del agua, un método muy rústico, pero que en ese entonces era toda una innovación. El sistema de tratamiento por aireación se utilizaba como método de purificación; aunque el agua de mejor calidad y por lo tanto mas valiosa era el agua proveniente de las montañas.

Durante la edad media se manifestaron gran cantidad de problemas de higiene en el agua y los sistemas de distribución de plomo, porque los residuos y excrementos se vertían directamente a las aguas. La gente que bebía estas aguas enfermaba y moría. Para evitarlo se utilizaba agua existente fuera de las ciudades no afectada por la contaminación. Este agua se llevaba a la ciudad mediante los llamados portadores.

En 1806 Paris empieza a funcionar la mayor planta de tratamiento de agua. El agua sedimenta durante 12 horas antes de su filtración. Los filtros consisten en arena, carbón y su capacidad es de seis horas, un principio básico que aún forma parte de los procesos de purificación más modernos.

Hoy en día después de emplear estos filtros de sedimentación, el agua pasa también por tratamientos como la ósmosis inversa, la radiación ultravioleta, suavizados y tamizados antes de ser apta para el consumo humano.

¿Cuales serán los métodos de purificación del agua del futuro?

 

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*