La “Experiencia emocional” en la Gastronomía

Hoy en día y cada vez más, los empresarios entienden mejor que nunca que aunque se dediquen a fabricar productos y promover servicios, están en el negocio de las “emociones”, es decir que las emociones forman parte de la decisión de compra de cada consumidor, y que no es poca la influencia que las emociones ejercen para definir la razón de compra, que muy poco tiene que ver hoy en día con el precio, la conveniencia o incluso el sabor de un platillo, si hablamos ya del mundo de la gastronomía.

Y es que para que un comensal elija un sitio para ingerir sus sagrados alimentos, ya sea solo o acompañado, primero su inconsciente hace un balance emocional, buscando elementos que le hagan sentirse identificado de alguna manera con “la marca” en la que satisfará sus necesidades de consumo.

Por ello es tan importante que un establecimiento o cadena de establecimientos donde se expenden alimentos diseñe experiencias que apelen a los 5 sentidos, pues por medio de ellos se afectan las percepciones y se logra condicionar positivamente los hábitos de los consumidores.

La creación de una atmósfera que produzca una serie de reacciones específicas como curiosidad, excitación, relajación,… puede potenciar las posibilidades de consumo en nuestro restaurante. Algunos factores que influyen en la creación de un determinado ambiente son:

Factores visuales: colores, luces, diseño,… La vista es uno de los sentidos con mayor impacto en la restauración. Es importante conocer que gamas de colores son las adecuadas para nuestro restaurante. Los colores rojos, naranjas,… estimulan el apetito y son muy característicos de establecimientos con una clientela mayoritariamente adolescente.

Otras consideraciones muy importantes como: el diseño de la circulación en el interior de la sala, la distribución y organización de las mesas, el estilo del  mobiliario, la decoración, la intensidad de la luz…, son claves para lograr tanto la comodidad del cliente como la del personal que trabaja en el establecimiento.

Factores sonoros: Música ambiental,… El impacto de la música en el consumidor está demostrado que influye en su comportamiento en el momento de venta o consumo. Es importante que esta tenga una conexión con nuestra oferta gastronómica y que sirva de apoyo a los diferentes estados emocionales que provocan nuestros platos.

Factores olfativos: artificiales, olores naturales,…Tenemos una memoria olfativa bastante persistente en el tiempo, reconociendo olores que nos son familiares. Muchas veces asociamos ciertos aromas a determinados restaurantes identificándolos inmediatamente.

Factores táctiles: menaje, temperatura de la sala,… En nuestro restaurante aspectos como la comodidad de la silla, la textura de los manteles, la suavidad de las servilletas, la finura del cristal de las copas,… y una temperatura de confort adecuada, son necesarios para lograr una agradable sensación de bienestar.

arabuko_mkt_gastronómico_sensorial_001Factores gustativos: sabores,  texturas,…. Es el sentido que recibe todas las influencias de los otros cuatro. El olor de la comida, el tacto de su textura al probarla, la visión de la presentación de un plato e incluso el sonido de una carne puesta a la parrilla o el de una cazuelita de pescado, afectan la percepción final del gusto de los alimentos.

¿Y tú que tan bien estás creando una experiencia sensorial en tu restaurant para formar un vínculo emotivo con tus comensales?

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*