Jardines sobre autobuses urbanos

Una azotea ajardinada es un techo verde, se le llama también “green roof” o “sky garden” y consiste en un sistema integral compuesto por varias capas de materiales diseñados para proteger al inmueble contra daños ocasionados principalmente por la exposición al sol y a las lluvias.

En las grandes ciudades hacen falta espacios verdes, aunque los espacios verdes aportan miles de beneficios ¿Por qué no llevar esa vida vegetal a los techos de los autobuses? Así nació la empresa Phyto Kinetic, fundada por el catalán Marc Grañén.

Phyto Kinetic, creó la primera furgoneta con cubierta vegetal, demostrando así la eficacia de cubiertas enjardinadas en autopistas y carreteras, afirmando que la velocidad no representa ningún impedimento para la tecnología phytoKinetic Phyto Kinetic con sede en España, pretende cambiar los autobuses grises con vibrantes cubiertas ajardinadas y espera contribuir con se granito de arena para mejorar el ecosistema urbano. “Las áreas verdes urbanas son cruciales para la fotosíntesis, vital para purificar el aire que respiramos”, dijo. “Sin embargo, las áreas verdes que tanto necesita no siempre están disponibles.”

En ciudades como en Nueva York, circulan normalmente por las calles de la ciudad camiones con techo de jardín. De acuerdo con econstrucción, a través de una azotea verde se busca promover el crecimiento de vegetación aprovechando azoteas.

La empresa mexicana miembro activo del U.S. Green Building Council (USGBC), busca replicar un proyecto neoyorquino e instalar azoteas verdes sobre los techos de autobuses en la Ciudad de México.

La instalación de los jardines sobre camiones tendría un costo de entre 45 mil y 50 mil pesos por unidad. Cada autobús posee un área de entre 15 y 20 metros cuadrados, por lo que con 100 autobuses cubiertos con vegetación se tendría un jardín de entre mil 500 y 2 mil metros cuadrados, que estarían recorriendo avenidas de la Ciudad, detalló Alejandro Tazzer, socio fundador de Econstrucción.

Una azotea verde mejora la calidad de vida de las personas que lo disfrutan. De la misma manera contribuiría al aumento de las áreas verdes en espacios que antes no podían aprovecharse, ayudando a la reducción del fenómeno denominado isla de calor, al tiempo que funge como aislante térmico y acústico”, dijo el fundador de Econstrucción.

Sobre Arabuko