¿En que se fijan los clientes?

Marketing Gastronómico

Servir al cliente debe ser la esencia de la misión de cualquier establecimiento comercial, máximo aún si hablamos de un establecimiento en el que se atiende la importantísima labor de preparar y ofrecer alimentos; por esta razón necesitamos conocer mejor a quienes nos dan la oportunidad de servirles, para poder llegar a saber algunas cosas ellos esperan específicamente de nuestro establecimiento.

Cualquier emprendedor del ramo gastronómico sabe que el cliente llega a nosotros movido por la necesidad de alimentarse; sin embargo, existen una gran cantidad de variables que hacen que este decida comer con nosotros y no con nuestros competidores.

El cliente puede elgir en virtud de una gran variedad de cosas, pero usualmente evalúa de forma muy general y rápida los siguientes aspectos:

1. El tipo de comida que vendes: En gustos se rompen géneros, si tu tienes un establecimiento de comida italiana, difícilmente alguién con preferencia tendiente a consumir constantemente mariscos o de sushi vaya a elegirte como su restaurante favorito.

2. El sazón de tu cocina: Aquí hay que ser muy claros: “El cliente no da segundas oportunidades”, por esto es que de tu cocina cada platillo debe cumplir con un estándar de calidad que se apegue a las necesidades específicas de tu cliente. En esto juega un gran papel el mesero, quién deberá preguntar al cliente en qué término espera la carne, o que ingredientes adicionales quiere el cliente, o incluso si quiere que omitamos alguno de ellos, y desde luego el Chef deberá hacer caso de esas indicaciones.

3. La conveniencia: Puedes tener el restaurante más magnífico, de mejor sazón y una imagen excelente, pero si el cliente tiene que pasar un viacrucis para llegar al establecimiento, probablemente se conformará con uno de otra calidad. En la industria restaurantera el factor “plaza” cobra gran relevancia.

4. La imagen: Vivimos en un mundo en el que la gente se mueve más por las emociones irracionales que las decisiones bien pensadas, así que ti tu negocio tiene una buena imagen, si tus instalaciones conectan con las emociones de tu cliente, tienes el 80% del éxito garantizado.

5. Servicio de calidad con velocidad: La vertiginosa vida cotidiana exige velocidad de reacción, a nuestros clientes les gusta ser tratados con calidez, pero también esperan ser servidos rápido… recuerda que todo puede esperar, menos el estómago.

Por: LEM Gilberto M. Rodríguez Castro
Consultor de Marketing Gastronómico

 

 

 

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*