En este invierno “abrigue” su campo con un seguro agrícola

La variabilidad del clima en los últimos años ha dejado amargas experiencias en los productores del campo quienes han sufrido grandes pérdidas a causa de las heladas. Los riesgos climáticos no son previsibles y no son controlables por el agricultor, escapan al manejo técnico del cultivo y son causantes de las mayores pérdidas agrícolas, por lo que es más conveniente que el productor o inversionista transfiera con anticipación ese riesgo climático a una compañía de seguros, en este caso a través de la adquisición de uno de los diferentes seguros agrícolas que le ofrece el Grupo SACSA.

Un seguro agrícola es una herramienta de mitigación de riesgos que permite al agricultor transferir el riesgo climático de sus actividades productivas a un agente experto: las compañías aseguradoras. A través de la contratación de un seguro agrícola, el productor puede cubrir riesgos biológicos y los riesgos naturales tales como: exceso o déficit de lluvia, vientos fuertes, inundaciones, heladas, granizadas, deslizamientos y avalanchas, así como los riesgos biológicos tales como: plagas o enfermedades.

Un seguro del Grupo SACSA le permite al productor mantener un equilibrio en su flujo de caja proyectado, protegiéndolo ante pérdidas importantes que afecten su sostenibilidad. Adicionalmente un agricultor con crédito agrícola podría endosar el seguro contratado a su entidad financiera logrando una mejor calificación de riesgo y protegiéndose de una deuda en caso de pérdidas en la producción por fenómenos climáticos.

Grupo SACSA recomienda adquirir un seguro agrícola con anticipación, pues prevenir le trae grandes beneficios pues comprende el período entre la siembra o trasplante y cosecha del cultivo asegurado. Período de tiempo durante el cual la aseguradora asume la responsabilidad de los posibles riesgos climáticos que puedan dañar el cultivo asegurado.

Si contrata el seguro antes del inicio de la siembra o trasplante, la vigencia se inicia una vez terminada la siembra o trasplante. Si se contrata después de iniciada la siembra, la vigencia comenzará a partir de la aceptación del riesgo por parte de la aseguradora (al pago de la prima).

La fecha de término de la vigencia debe corresponder a la fecha estimada para  iniciar la cosecha. La póliza terminará su vigencia cuando se cumpla la fecha estimada de inicio de cosecha y establecida en la póliza o con una liquidación que de origen a una indemnización, lo que suceda primero.

Así que sí usted está interesado en brindarle protección anticipada a su siembra mediante un seguro agrícola, primeramente busque la asesoría de un profesional en la materia, permítanos poner a su disposición una amplia gama de servicios a través de nuestros asesores técnicos SACSA llamando al teléfono (672) 727 1221 o visitando nuestras instalaciones en Carretera. J. Aldama No. 1620 Poniente en Navolato, Sinaloa, México.

Nosotros nos ocupamos de todo. Usted tranquilo.

 

Para Otras noticias Visita:

www.queo.mx

www.gruposacsa.com.mx

Queo es el proveedor de los Servicios Web de Grupo Sacsa

Sobre Arabuko

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*