El poder de las promociones en la gastronomía

Como en cualquier otro negocio existen temporadas altas y temporadas bajas en la industria restaurantera, las altas tienen que ser bien capitalizadas por el negocio para optimizar las ganancias, pero en las bajas es donde tenemos el verdadero reto de “sacarle agua a las piedras”, pues no podemos darnos el lujo de tener pérdidas.

Ahí es donde entra el arte de diseñar promociones efectivas, esas grandes aliadas de los restaurantes en tiempos difíciles, claro está siempre y cuando sepamos administrarlas con sabiduría e inteligencia.

arabuko_marketing_gastronómico_promociones_001Sabemos que en la población existen dos tipos de clientes: Aquellos a los que no les importa pagar mucho siempre que puedan obtener algo que les gusta, y aquellos que buscan la mayor satisfacción posible al menor precio; a los primeros no tendremos problemas en satisfacer siempre y cuando nuestra calidad sea buena; en cambio el otro sector del mercado es volátil, poco leal y suele ir con nosotros o con nuestra competencia según su conveniencia.

Para asegurarlos el mayor tiempo posible, requerimos mantenerles alertas, hacerles saber que contamos con opciones para ayudarles a hacer rendir su dinero, sin sacrificar desde luego la calidad de nuestros platillos.

Por eso te presentamos algunos consejos para diseñar promociones efectivas, te aconsejamos seguirlos antes de empezar a soltarlas al público.

ESTABLECE UN OBJETIVO: Antes de pensar en lanzar una promoción tienes que tener claro lo que deseas obtener con ella, ya sea aumentar ventas o hacer que más clientes te conozcan, etc.

DEFINE UN OBJETIVO: No es posible diseñar promociones para el público en general. Piensa bien si vas a dirigirte a un mercado específico, a hombres, mujeres, niños o incluso segmenta la promoción según el poder adquisitivo o el tiempo de ocio del que dispone tu cliente.

ELIJE Y DISEÑA LA PROMOCIÓN: Evalúa el tipo de promoción a implementar, revisa la competencia (y por el amor de Dios, no la copies). Identifíca lo que está funcionando y lo que no.

DEFINE UN PRESUPUESTO: Tienes que saber que lanzar una promoción te va costar dinero, reducirás márgenes de ganancia y perderás un poco para ganar más, pero es necesario que antes de esto puedas medir el impacto para que el caldo no te salga más caro que las albóndigas.

LANZA Y DA SEGUIMIENTO: Revisa constantemente si la promoción ha cumplido los objetivos, y en caso contrario corrige el rumbo y relanza de nuevo.

PON FECHA DE CADUCIDAD: Nada incentiva más una venta que la posibilidad de perder el beneficio de aprovechar un descuento, o de perder la posibilidad de recibir un regalo, así que es importante que tengas bien a la vista el momento en el que la promoción caducará… y después no hagas excepciones, de lo contrario los clientes se acostumbrarán al precio promocional y luego no querrán comprar al precio regular.

Siguiendo estos lineamientos podrás diseñar una promoción efectiva, emplea este método cada vez, y no dejes de medir, trata de innovar y ser creativo. Recuerda usar siempre los canales de publicidad adecuados, sin menospreciar desde luego el efecto viral de las redes sociales.

Por: Gilberto Rodríguez

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*