El nombre es importante

Hablemos de Naming Gastronómico

El más importante signo de identidad de cualquier empresa es el nombre de la misma, por eso crearlo y diseñarlo debe ser un reto que no se tome a la ligera, pues este será el primer impacto que cree una imagen de nuestro establecimiento en la mente de nuestros comensales.

Pongámoslo así, un error en el embalaje, en un folleto o en una campaña se pueden corregir, pero el nombre, una vez se ha lanzado es practicamente irreversible.

Sin un nombre las empresas y las marcas no tienen identidad, incluso hay casos donde los negocios se dan el lujo de prescindir de logotipos, o cambiarlos constantemente, pero el nombre prevalecerá, de lo contrario se pierde la reputación, la tradición y la imagen, haciéndonos comenzar desde cero.

Marcas como Starbucks, Coca Cola, Burger King y otras muchas empresas de la industria gastronómica han formado ya marcas verbales muy sencillas de identificar en cualquier parte del mundo.

En tonces llegamos al punto en el que requerimos reglas para poder crear un nombre eficaz que abone positivamente a la reputación de nuestro o nuestros establecimientos.

Para elegir nombre hay que tener en cuenta los siguientes atributos

Atributos semánticos

Los diferentes atributos semánticos (aquellos que analizan las características del significado) que se deben gestionar eficientemente son: las asociaciones con el producto o la compañía, el campo relacional, otras relaciones, el concepto y la coherencia semántica con el naming corporativo si existe una arquitectura de naming.

Atributos fonéticos

Los atributos fonéticos se refieren al nombre tal como se dice y/o se escucha en lenguaje verbal y que se deben analizar son: pronunciación y legilibilidad, ritmo, estructura silábica, patrones de acentuación, fonosimbolismo y la coherencia fonética con el naming corporativo si existe una arquitectura de naming que la reglamente.

Atributos morfológicos

Son los que se refieren directamente a la forma propiamente dicha del nombre. De ahí podemos elegir nombres abstráctos, genéricos, descriptivos, numéricos o acrónimos.

Adempas podemos optar por estilos, idiomas extranjeros, simbolismos, referencias y analogías.

Atributos de marketing

Son las características que se encargan de que el nombre se relacione de la mejor manera con el grupo objetivo. Estas características son: distintividad, memorabilidad, personalidad, flexibilidad y coherencia con el posicionamiento.

Cabe recordar que de todos los elementos comunicacionales de la marca, el que más se instala y por eso es más difícil de cambiar es el nombre. Así que a pensar muy bien los nombres de marca.

Atributos morfológicos

Son los que se refieren directamente a la forma propiamente dicha del nombre. Estos son: tipo de nombre –genérico, descriptivo, evocativo, patronímico, toponímico, abstracto, acrónimo, siglas o números-, género y número, idioma, composición estructural –nombres propios, palabras comunes, neologismos, palabras compuestas o alfanuméricos-, estilo –idioma extranjero, simbolismo, metonimia, referencia evocativa, aliteración, humor, fusión, derivación, abreviación, analogía o fonosimbolismo-.

Teniendo en cuenta estos atributos, conociendo nuestro producto y nuestro mercado meta, seremos capaces de crear alternativas distintas para nuestro restaurante, claro está que te recomendamos que al final, cuando tengas 3 alternativas muy buenas, escuches a tu mercado meta, preparándo algún focus group para definir el nombre ganador.

LEM Gilberto M. Rodríguez
Consultor de Marketing Gastronómico

 

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*