Reforma Fiscal

El impacto de la Reforma Fiscal 2014 en los empleados

La puesta en marcha de la Reforma Fiscal 2014 trajo consigo implicaciones directas para los empleados. En Corporativo PAD presentamos lo más relevante en las recientes modificaciones a la Ley del Impuesto sobre la Renta para ayudarte a cumplir adecuadamente con tus obligaciones como contribuyente y obtener al mismo tiempo algunos beneficios.

De acuerdo con la fracción III del Artículo 27 de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente a partir del primero de enero del 2014, dedicado a las deducciones en general autorizadas y particularmente para quienes cuentan con personal asalariado, desaparece la excepción que permitía pagar los sueldos, salarios y conceptos asimilados en efectivo sin importar su monto, ya que ahora obliga a que “los pagos cuyo monto exceda de $2,000.00 se efectúen mediante transferencia electrónica de fondos desde cuentas abiertas a nombre del contribuyente en instituciones que componen el sistema financiero y las entidades que para tal efecto autorice el Banco de México; cheque nominativo de la cuenta del contribuyente, tarjeta de crédito, de débito, de servicios, o los denominados monederos electrónicos autorizados por el servicio de Administración Tributaria”.

Las personas físicas con ingresos anuales menores a $750,000 pesos durante 2014 pagarán una tasa del 30 por ciento de Impuesto Sobre la Renta (ISR). Las que ganen de $750,000 a 1 millón, 32 por ciento; de 1 millón a 3 millones, 34 por ciento y quienes ganen más de 3 millones de pesos tendrán una tasa del 35 por ciento. Las deducciones personales, es decir, aquellos gastos que pueden restarse de la base gravable (sobre la que se paga el ISR) tendrán un tope, el límite será lo que resulte menor entre el 10 por ciento del salario anual del contribuyente o cuatro salarios mínimos anuales equivalentes, sin olvidar que todas las deducciones requieren contar con su comprobante fiscal respectivo.

Hay que tomar en cuenta que las personas asalariadas están obligadas a presentar Declaración Anual si en el año 2013 obtuvieron ingresos mayores a $400,000.00 pesos (la fecha límite es el 30 de abril de cada año), si trabajaron para dos o más patrones de manera simultánea o si además de su salario percibieron ingresos por honorarios, arrendamiento o actividades empresariales. Independientemente de lo anterior también deberán presentar su Declaración Anual los asalariados que hayan comunicado por escrito a su patrón su intención de hacerlo.

El principal beneficio de presentar nuestra Declaración Anual siendo asalariados, estemos obligados o no a hacerlo, es que podríamos obtener saldo a favor en el ISR pagado después de aplicar las deducciones permitidas, y obtener la devolución del mismo. Éstas deducciones son:

Pago de honorarios médicos, dentales, hospitalarios y gastos de enfermera a excepción de psicólogos. La única condición para lograr esta deducción es que el pago se efectúe mediante cheque o transferencia electrónica de fondos de la cuenta del contribuyente, tarjeta de crédito, de débito o de servicios. Se libera al contribuyente de este requisito cuando los pagos se efectúen en poblaciones o en zonas rurales sin servicios financieros. Este requisito también aplica para el transporte escolar obligatorio.

Además se puede deducir el alquiler o compra de aparatos para rehabilitación y prótesis. Los análisis, estudios clínicos y de laboratorio. La compra de lentes graduados, con un costo de hasta por $2,500.00. Los gastos funerarios, del contribuyente, esposa/o e hijos, y los padres o abuelos si éstos no tuvieron ingresos mayores a un salario mínimo en el año de su muerte. Sobre las previsiones futuras se podrán deducir hasta el año en que se utilice el servicio con un tope de deducción de hasta un salario mínimo anualizado.

Se puede aplicar la deducción para los intereses reales pagados por el crédito hipotecario destinado a la compra de casa habitación, siempre y cuando el monto no supere 1’500,000 UDIS. Los donativos a instituciones autorizadas por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y las aportaciones voluntarias a la subcuenta de retiro o a planes de retiro también son deducibles, así como las primas pagadas por seguros de gastos médicos del contribuyente, su esposa/o e hijos.

También se puede obtener el beneficio con la colegiatura del contribuyente, su esposa/o e hijos existiendo topes máximos para los distintos niveles de educación. Para cualquier duda que tengas, puedes visitar www.sat.gob.mx y seguirás siendo un contribuyente cumplido.

Para Otras Noticias Visita:

www.queo.mx
www.corporativopad.com

Queo es el Proveedor de los Servicios Web de DECORATI

Sobre Arabuko