¿Deben los niños asistir a los funerales?

No existe respuesta correcta o incorrecta a la pregunta de qué si debe ir o no un niño al funeral de un ser querido, pero sí existen varios factores que se deben de considerar.

El que un niño asista al funeral de un ser querido será un hecho que lo impactará por un largo tiempo, sobre todo tomando en cuenta el vínculo que el fallecido tenía con el niño. Tomando esto en cuenta, tienes que darle información al pequeño y dejar que la asimile y tome la decisión de asistir o no, de acuerdo a su edad y madurez. Se considera que a partir de los 4 de edad se puede considerar hablar del tema de la muerte y los funerales con los niños, en el caso de niños más grandes se puede considerar el llevarlos.

FUNERARIA LA MEXICANA con información de Jardines del Recuerdo te da los pasos a seguir para ayudarte a plantear el asunto de la mejor manera:

  • Considera la edad del niño. Los bebés o niños menores de 4 o 5 años no entienden el concepto de la muerte y el hecho de que nunca más volverán a ver a la persona fallecida, por lo tanto no es conveniente llevarlos a estos eventos. Además debes considerar que los ruidos de los bebés pueden incomodar a la familia doliente.
  • Explícale cómo es un funeral. Ayuda muchísimo si el niño sabe qué esperar de un funeral. Explícale que se acostumbra hacer en un funeral para despedirse del fallecido y recordarlo. Menciona que verá a mucha gente triste y quizás llorando por la pérdida. Explícale que es posible que algunos se rían al recordar los buenos momentos vividos con el fallecido. Háblale también sobre el significado de llevar flores en el funeral, como símbolos de amor hacia el fallecido.
  • Habla con el niño sobre el significado de la muerte. Es importante que hables con el niño sin importar la edad que tenga, sobre lo irreversible que es la muerte. Hazlo de forma clara y sencilla; dile que el cuerpo del fallecido ya no funcionará más, que ya no puede hablar, comer, ni respirar.   Menciónale que el cuerpo del fallecido se mantiene igual como antes, es decir, cabeza, piernas, brazos, entre otros.. como siempre, pero guardado en una caja muy especial y cómoda llamada “ataúd”.
  • No lo obligues a asistir al funeral. Dale la opción a que elija si quiere ir o no. Anticípale quienes van a ir al funeral. Pregúntale si quiere escribir algo sobre el fallecido y leerlo durante el servicio. Ante todo, no lo fuerces a hacer algo que no quiera. Ahora, si el niño tiene más de 8 años de edad y no quiere ir, dale tiempo para que lo piense y vuelve a preguntarle. Deja que reconsidere la opción de ir. Es probable que no quiera ir porque la situación le genera demasiada ansiedad.
  • Asegúrate que si el niño decide asistir al funeral, siempre esté acompañado. Que el niño esté acompañado en todo momento durante el funeral es importante, porque esta persona puede absolver cualquier inquietud que tenga el niño, así como consolarlo si fuese necesario. Es preferible que el acompañante sea una persona adulta y de confianza del niño.
  • Hazle saber que se puede ir en cualquier momento. Es importante que el niño sepa que no está obligado a permanecer en el funeral durante todo el servicio, el podrá retirarse cuando quiera y tenemos que respetar su voluntad, sin hacerlo sentir culpable o que está irrespetando el evento.
  • Si el niño quiere tocar o besar al fallecido, déjalo. No tiene que sorprendernos si el niño nos pide tocar o besar al fallecido, podemos dejar que lo haga. Sin embargo, hay que advertirle que el cuerpo puede estar frío.
  • Cuerpo convertido en cenizas. Si el fallecido va a ser cremado es aconsejable que se le explique al niño pequeño que el cuerpo va a ser llevado a un cuarto donde la temperatura es muy alta para poder transformarlo en cenizas. Evitemos decir que el cuerpo será “quemado”.
  • Si quieres llorar, llora. Si durante el funeral, tú, adulto, tienes la necesidad de llorar y tu niño está presente, hazlo. Lo importante es que el niño vea que así como te puedes poner triste, también puedes recobrar el control y seguir adelante.

En FUNERARIA LA MEXICANA contamos con todos los servicios necesarios desde traslados (nacionales e internacionales), capilla, velación a domicilio, salas de estancia, exhumaciones, asesoría con los diferentes trámites que son necesarios, estacionamiento, vigilancia, así como también servicios de recepción con bebida y comida, asegurando su tranquilidad y la de su familia, permitiéndole así que usted cuente con la mejor atención y un servicio integral único.

Comuníquese al 01-672-727-01-75 o visítenos en José María Morelos y Pavón 364, General Ángel Flores, 80320 Navolato, Sin, en donde nuestros asesores le ayudarán a elegir el mejor plan de previsión de acuerdo a sus necesidades.

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*