¿Cada cuánto toca dar mantenimiento a tu auto?

Autotips de AUTORED

Cuando olvidamos realizar los procedimientos de mantenimiento preventivo en nuestros vehículos nos exponemos a una falla mecánica la cual pudiera ocasionar algún accidente o a pagar una alta suma de dinero por arreglar piezas que pudieron cambiarse con antelación; por esto resulta tan importante que  conozcamos y cumplamos religiosamente con cada uno de los procedimientos de mantenimiento, para mantener nuestra inversión en óptimas condiciones y evitar descomposturas e incluso accidentes que estas podrían desencadenar.

Es un hecho que con el andar del vehículo llega inevitablemente el desgaste de sus partes como lo son llantas, frenos, motor y otros; van perdiendo calidad y efectividad con el paso del tiempo. Entonces, el objetivo del mantenimiento por kilometraje es evitar daños mayores por causa del desgaste realizando una revisión preventiva cada día o revisando cada cierto tiempo todos aquellos elementos que componen la seguridad activa y pasiva del vehículo, entre ellos el sistema de frenos, sistema de refrigeración, sistema eléctrico, suspensión y llantas.

Es común realizar este mantenimientos a los 5, 10, 20, 30, 40, 50 y 100 mil kilómetros y se realiza de la siguiente manera:

5,000 kilómetros se deben checar los siguientes sistemas de un vehículo:
•    Cambio de aceite de motor, el filtro de aire y el filtro de aceite (esto debe hacerse en cada revisión).
•    Revisar la presión en el inflado de las llantas y el desgaste de la banda de rodamiento.
•    Chequear la tensión del embrague y las correas de motor.
•    Realizar inspección de las luces e indicadores del tablero.
•    Completar el nivel de líquidos de los diferentes sistemas del carro (freno, anticongelante, caja de velocidades, etc.)

arabuko_autored_mapreventivo_00210,000 kilómetros se revisa:
•    Luces e indicadores del tablero, el sistema eléctrico en general
•    Completar el nivel de líquidos: frenos, anticongelante, hidráulico, diferencial y caja de velocidades.
•    Alineación y balanceo.
•    Lavado del vehículo, motor y aspirada.
•    Verificar la tensión y eficacia del freno de mano y el pedal del freno.
•    Rotar las ruedas (esto debe hacerse en cada mantenimiento). La recomendación es que la rotación vaya como complemento de la alineación y el balance que debe hacerse cada 10 mil kilómetros o cada 6 meses.
•    Revisar luces del vehículo.
•    Verificar el estado del sistema eléctrico en general (incluyendo funcionamiento del alternador y del arranque), fugas de aceite, estado de articulaciones, rótulas y guardapolvos, sistema de admisión, tuberías y mangueras. Repetir esta revisión a los 20, 30 mil y 100 mil kilómetros.

20,000 kilómetros:
•    Luces  e indicadores de tablero, sistema eléctrico en general (incluye funcionamiento del alternador y arranque).
•    Fugas de aceite.
•    Estado de articulaciones, rótulas y guardapolvos, sistema de admisión.
•    Soporte del motor y soporte del sistema de escape, tuberías y mangueras del motor y estado de bandas y tensión de frenos.
•    Importante realizas el engrase de rodamientos de ruedas traseras.
•    Completar el nivel  de líquidos: frenos, anticongelante, hidráulico, diferencial y caja de velocidades.
•    El estado del sistema eléctrico.
•    Completar el nivel de líquidos.

30,000 kilómetros:
•    Cambio de aceite de motor, filtro de aire, filtro de aceite, filtro de combustible, balatas, aceite de dirección, aceite de transmisión, aceite de caja de velocidades y bandas traseras.
•    Calibrar la presión en el inflado de las llantas y el desgaste, freno de mano y pedal de freno.
•    Tensión en embrague y correas de motor (A/A, alternador y dirección, ventilador).
•    Rotación de las ruedas.
•    Realizar alienación sencilla con dos balanceos o alineación doble con dos balanceos.
•    Engrasar los rodamientos de las ruedas traseras (repetir este procedimiento a los 50 y 100 mil kilómetros recorridos).

40,000 kilómetros, se recomiendan los siguientes chequeos:
•    Cambio de aceite, filtro de aire, filtro de aceite, filtro de combustible, balatas, liquido de embrague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas (alternado, A/A, dirección, ventilador).
•    Calibrar presión en el inflado de las llantas y el desgaste.
•    Rotación de las ruedas.
•    Inspección de luces e indicadores del tablero, sistema eléctrico en general (incluyendo funcionamiento de alternador y arranque), fugas de aceite, estado de articulaciones, rótulas y guardapolvo, sistema de admisión, soporte del motor y soporte del escape, tuberías y mangueras de motor, estado de bandas y tensión de frenos.
•    Realizar alineación sencilla con doble balanceo o alineación doble con dos balanceos.
•    Realizar la sincronización del motor sea de inyección o de carburador.
•    Hacer ajuste de suspensión.
•    Realizar mantenimiento, limpieza y sondeo de radiador (no se recomienda si se hace cambio de refrigerantes).

50,000 kilómetros se deben checar los siguientes sistemas:
•    Cambio de aceite, filtro de aire, filtro de aceite, filtro de combustible, balatas, líquido de embrague y frenos, bujías de encendido, anticongelante, aceite de dirección, aceite de trasmisión, aceite de caja de velocidades, bandas traseras.
•    Calibrar la presión en el inflado de las llantas y el desgaste.
•    Tensión del embrague y correas del motor (A/A, alternador y dirección, ventilador).
•    Rotación de las ruedas.
•    Inspección de luces e indicadores del tablero, sistema eléctrico en general (incluyendo funcionamiento del alternador y el arranque), fuga de aceite, estado de articulaciones, rótulas y guardapolvos.
•    Alineación sencilla con dos balanceos o alineación doble con dos balanceos.
•    Ajuste de la suspensión.

Finalmente, 100,000 kilómetros, se debe revisar los siguientes sistemas:
•    Realizar alineación sencilla con dos balanceos o alineación doble con dos balanceos.
•    Hacer la sincronización motor de 4 cilindros de inyección o de carburador.
•    Ajuste de suspensión.
•    Cambio de balatas, líquido de embrague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas, líquido refrigerante, radiador, aceite y todos los cambios que el vehículo requiera.
•    Cuando el vehículo supere los 100 mil kilómetros o presente fallas, es mejor realizarle chequeos para comprobar la eficiencia de cada una de sus partes. Consulta con un experto si necesitas asesoría extra con el tema.

Todos estos pasos te pueden ayudar a evitar un gasto fuerte por alguna descompostura de tu automóvil, eso sin contar el evitar riesgos de accidentes en plena calle, tu familia es primero y su seguridad es importante, haciendo las revisiones recomendadas garantizaras un excelente funcionamiento de tu vehículo y el regreso tranquilo de cualquier viaje.

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*