Cadena del Tiempo

¿Cuándo cambiar la cadena de tiempo?

Uno de los procedimientos de mantenimiento de los que ningún automóvil debe prescindir, es el reemplazo de la cadena del tiempo, también llamada banda del tiempo, la cual es una pieza que tiene un tiempo de vida y que en caso de no reemplazarse oportunamente puede ocasionar problemas graves que afectan directamente al motor del coche.

El uso y el tiempo provocan que la cadena del tiempo se “estire” poco a poco, además factores como el clima, la humedad y las intensas temperaturas a las que se somete la pieza cuando el auto está en marcha hacen necesario su reemplazo al menos una vez cada 300 mil kilómetros.

Puedes percatarte que la cadena de tiempo está ocasionando problemas cuando experimentas jaloneo del auto a altas velocidades, por lo que una cadena del tiempo en mal estado es un peligro cuando manejas en carretera.

Así mismo puede detectarse su mal funcionamiento al escuchar los sonidos que hace el coche cuando lo enciendes en la mañana, estos sonidos se presentan cuando el auto el intento por arrancar.

Tironeos, jaloneos, y potencia irregular son algunos problemas que la banda del tiempo ocasiona cuando es tiempo de reemplazarla.

Como ya te mencionamos la cadena de tiempo tiene una vida útil por lo que se debe cambiar aproximadamente cada 250,000 0 a los 300,000 kilómetros recorridos. Muchas personas piensan que se debe cambiar solamente la cadena, pero están en un error, ya que el remplazo que debe hacerse es reemplazar el juego completo, incluyendo los piñones, patines, cadena y tensor.

En AUTORED contamos con todos estos y muchas más refacciones para los procedimientos de mantenimiento preventivo y correctivo de tu vehículo, visita cualquiera de nuestras sucursales y estaremos gustosos de ayudarte a encontrar la pieza que necesitas, ofreciéndote además piezas de alta calidad a los mejores precios del mercado.

Para otras noticias visita:

www.queo.mx

www.autored.mx

Queo es el proveedor de los Servicios Web de AUTORED REFACCIONARIAS

Sobre Arabuko