Copywriting para restaurantes: Cómo escribir y diseñar la Home de tu restaurante

Se acabaron esas páginas webs en el que la información más importante era poner tu número de teléfono; y como algo “loco e innovador” una dirección de email para esos extravagantes clientes que se querían comunicar de otra manera.

¿Qué es una Home page?
Para explicarlo de manera sencilla una Home page es esa primera página (principal/inicial) a la que acceden tus visitantes y Google una vez que realizan la búsqueda de tu restaurante.

De ahí que la Home sea la página más importante y la que más “detalles” por decirlo de alguna manera, debes cuidar si lo que quieres es que la Web de tu restaurante empiece a generar muchísimas más oportunidades de ventas que las que tiene.

La evolución de las Webs
Las webs han ido evolucionando en los últimos años, no solo a nivel visual, sino también en la forma de enviar el mensaje (copywriting gastronómico) a nuestros lectores. Sin embargo aún podemos encontrarnos con ofertas tentadoras, solo en lo económico como la de Wix, desvirtuando absolutamente todas las posibilidades principales que un sitio Web de calidad nos debe otorgar al día de hoy.

Las experiencias que buscamos en una Web hoy ya no son las mismas que las de hace 10 años.

Se acabaron esas páginas webs estáticas con la imagen principal de una de las mesas montadas de tu restaurante.

Se acabaron esas páginas webs en el que la información más importante era poner tu número de teléfono; y como algo “loco e innovador” una dirección de email para esos extravagantes clientes que se querían comunicar de otra manera.

Es hora del cambio.

¿Cuál es la información que nuestros clientes necesitan que esté ahí a primera vista? ¿Por qué no hacerles más práctica e intuitiva la experiencia de navegar por la Web de tu restaurante? ¿Por qué no ponerles la información que buscan ahí frente a sus ojos, en la primera página que les aparece cuando hacen la búsqueda de tu restaurante?

¿Quieres aumentar las ventas de tu restaurante? No cometas estos errores de copywriting y de diseño Web en la Home:

 

1) No tener una Propuesta Única de Valor definida (P.U.V):
¿Qué es una PUV y por qué mi restaurante necesita una?

Una PUV es la respuesta a una pregunta muy sencilla, pero que por desgracia no todos los dueños de los restaurantes saben responder: ¿Por qué debo ir a tu restaurante y no al de la competencia?

Para explicarlo de otra manera: Una PUV busca resolver una necesidad a tus clientes. Una PUV es una promesa que asumes y debes cumplir. Una PUV deja bien claro cuáles van a ser los beneficios que van a recibir tus clientes si deciden ir a tu restaurante.

Hay quien me dirá en este momento y con orgullo: “Pues muy fácil… nuestra PUV es que damos la mejor atención al cliente.”

Y yo te pregunto ¿Es eso todo lo que se te ocurre para decirle a tus clientes? ¿Es esa el mensaje que quieres transmitirles? ¿No te parece algo demasiado trillado? ¿Te parece un motivo por el cual ir a visitarte?

Una PUV no es eso, como tampoco que me digas que tu restaurante es el único en la zona que hace una cocina mediterránea con fusión latina.

Una PUV es algo más profundo y definirla te ayudará a ti; pero más a tus clientes a la hora de tener que decidirse por tu restaurante o el de la competencia.

2) Logo y nombre todo junto por favor, que no somos tan conocidos… aún:
Si te mostrara la imagen de una manzana mordida… ¿sabrías de que marca o compañía te estoy hablando?

¿Y cómo has llegado a tal deducción? ¿Fue gracias a tu habilidad mental? ¿A tu perspicacia? ¿A que eres un gran aficionado al Logo Quiz?
Asociar un logo -un gráfico, una imagen- con una marca no es algo que sea fácil. De hecho las grandes compañías gastan fortunas y años de inversión para conseguirlo.

Sin embargo, no son pocas las empresas que cometen el error de creerse Apple a la hora de diseñar sus webs solo con su logo como referente de distinción y de marca ¿Pero el restaurante cómo se llamaba?

Así que ya lo sabes, pretender meterte en las mentes de tus futuros clientes solo con una imagen, que solo tú identificas, no es algo demasiado acertado, por lo menos hasta que seas hiperarchiconocido como Apple. ¿No te parece?

3) Olvidarse del poder de las imágenes:
Comemos con los ojos ¿Acaso nunca has escuchado esa expresión?

Somos glotones por naturaleza; y las imágenes, esas que transmiten sensaciones, que están realizadas por fotógrafos de verdad, consiguen despertarnos el apetito incluso hasta cuando no tenemos ganas.

Hay que reconocer que tener un restaurante implica mucho esfuerzo. Pero ese esfuerzo o sacrificio no es solo físico, sino también económico.

Invertir en determinados especialistas específicos no es algo que debas pensártelo dos veces. Ellos resolverán tus problemas de una manera muchísimo más profesional y no solo eso, sino que además te guiarán para que no cometas esos errores que ellos ya han vivido. La experiencia tiene un valor, no lo olvides.

Recuerda: Si quieres obtener resultados que conviertan esa inversión en más oportunidades para tu restaurante -o sea en más ventas- contrata a profesionales especializados.

4) No definir las llamadas a la acción (CTA):
Como bien te explicaba la semana pasada, una llamada a la acción o CTA es una frase escrita -con un sentido estratégico- acompañada de un botón que motiva a tus lectores a una acción determinada como por ejemplo: Compra aquí; Suscríbete; Leer más; Sí, quiero ese descuento.

La función principal de una llamada a la acción es la de guiar, motivar y persuadir a los visitantes de tu Web a realizar una acción determinada. Estas acciones pueden ser: que dejen sus datos personales en un formulario de suscripción, que hagan la reserva desde la Web, o que se empapen de los valores y de la esencia de tu restaurante (blog), entre otras cosas.

Recuerda: Una Web no es un espacio donde poner las fotos de tus platos junto con teléfono y el mapa de Google. Una Web jamás debes tratarla como una sección de las páginas amarillas. Una Web se diseña siempre pensando en los objetivos que quieres obtener.

Y determinar esos objetivos y esas estrategias será fundamental para definir el orden de cada una de tus secciones en la Web.

5) Ocultar el botón de “Reservas:
La geolocalización es un hecho. Y seguir ignorando lo que tus clientes te están reclamando no te significará ningún bien, más bien todo lo contrario.

Pero tranquilo… mientras tu competencia se llena los bolsillos utilizando los beneficios que la tecnología ofrece, tú puedes seguir esperando a que te llamen por teléfono.

¿Acaso aún no te has dado cuenta de que esta tendencia está en aumento? ¿Cuántas reservas online a último momento te han entrado los últimos meses? Muchísimas ¿no?
¿Y por qué aún no veo ese botón de reservas por ningún lado? Y en caso de tenerlo ahí aislado en una esquina en la barra del menú ¿no has pensado que puedes potenciar esa visibilidad poniéndolo en la Home donde todo el mundo puede verlo?

Recuerda: La Home es esa primera página a la cual van a caer tus clientes. Hazles más fácil la experiencia en tu Web. No les hagas que rebusquen por todas las pestañas que tiene tu Web.

Como puedes observar en la imagen de arriba tienes tres opciones a escoger: Ver el menú, Reservar o la localización.

6) La prueba social, los testimonios de tus clientes:
Compramos por impulsos. No lo digo yo, lo dice la ciencia.

¿Acaso antes de comprar esas deportivas que tanto deseabas no te has informado en Internet para ver qué dicen los demás?

Pero… ¿por qué buscamos en Internet?

Simplemente porque Internet es como un gran patio de consultas que resume las experiencias de personas como tú y como yo. No tiene más explicación.

Recuerda: En Internet buscamos experiencias, buscamos realidad escrita, buscamos lo vivido contado por personas de verdad y no por marcas que engrandecen sus productos.

Enseña lo que tus clientes dicen sobre tu restaurante. Dales esa información que ellos mismos ya solos van a buscar. Sé franco. No intentes ocultar nada.

En Internet buscamos experiencias, buscamos realidad escrita, buscamos lo vivido contado por personas de verdad y no por marcas que engrandecen sus productos.

Todos tenemos algún que otro día malo. Jamás podemos hacer todo perfecto. Pero con honestidad y con ganas de querer hacer tu trabajo cada día mejor todo se supera.

No lo olvides, ignorar lo que tus clientes piensan no es la solución, y aunque algunos crean en las confabulaciones de la competencia; Internet nos ha dado ese poder a todos.

Supérate cada día y muestra con orgullo lo que la gente piensa de tu restaurante. Ganarás muchísimos más clientes. Te lo aseguro.

7) Correos, correos, correos:
Si uno de nuestros objetivos principales es que nuestros clientes hagan la reserva desde nuestra Web; el otro será recaudar todos esos correos que se nos hayan escapado al no hacer la reserva ¿no te parece?

¿Y cómo se hace esto?

Pues muy fácil, instalando un plugin muy específico de captación de leads como puede ser SumoMe.

Para simplificarlo SumoMe es un plugin que se instala dentro de tu propio tema de wordpress.org en el que su función principal es hacer saltar un formulario-pop up en el que invita a los usuarios a dejar sus correos electrónicos. Eso sí, deberás de seducir con algún mensaje atractivo para tus clientes si lo que quieres es que te den sus datos.

Un ejemplo: “Introduce tu correo y recibirás un descuento del 30% para dos personas”

¿Has visto que fácil?

8) Confundir con demasiadas opciones:
¿No te ha pasado alguna vez que entras a un sitio Web y no sabes exactamente para dónde tienes que ir?

Imagina que vas por una carretera y de repente aparecen un conjunto de carteles señalando muchísimas cosas a la vez ¿Cómo crees que reaccionarías? ¿Podrías hacerle caso a todas esas señales?

Pues eso mismo ocurre con determinadas Webs.

Llamadas a la acción indefinidas, botones con mensajes para nada atractivos y sin ningún color atractivo que contraste, textos interminables -mal redactados- y confusos, footers (pie de páginas) cargados con informaciones -algunas repetidas- y sin ninguna razón de ser; son algunos de los ejemplos más comunes que nos podemos encontrar.

Una Web bien diseñada no es confusa, sino más bien precisa. Una Web bien diseñada guía a los usuarios hacia uno o dos objetivos bien claros y definidos.
Y si no piensa en Google, la página Web más visitada del mundo ¿Cuántas opciones te da? ¿Qué puedes hacer?

Su simplicidad hace que la experiencia sea clara: o pones las palabras sobre el tema que quieras buscar o cierras la página.

Consejo: Cuando diseñes la Web de tu restaurante trata de ser tan claro y sencillo como Google.

Ahora bien… ¿Estás preparado para diseñar la Web de tu restaurante como un profesional? en Arabuko es un placer atenderte. Por eso, te ofrecemos diferentes medios para responder a cada una de tus solicitudes de la manera que más te convenga, puedes visitarnos en Blvd. Pedro Infante 3773, Int 405, en el Edificio del Parque de Emprendimiento e Innovación Sinaloa (PEIS), ubicado a un costado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey Culiacán, Sinaloa, México. C.P. 80100 o comunícate a los teléfonos: 01 (800) 001-3030 y (667) 753-8444. También puedes localizarnos a través de las redes sociales en: Facebook.com/Arabuko y Twitter.com/Arabukomx.

Fuente: Romanticagastronomia.com

 

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*