Científicos de la UNAM desarrollan alternativa para detener crecimiento de tumores

La Organización Mundial define el cáncer como un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células, el cuál puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir evitando la exposición a factores de riesgo comunes como el humo de tabaco.

Hasta el momento, un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

Recientemente, científicos de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM desarrollaron una alternativa farmacológica para inhibir por completo el crecimiento de ciertos tumores malignos, incluso los más agresivos, en combinación con un medicamento convencional.

En un comunicado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señaló que al estudiar los mecanismos moleculares del cáncer, los investigadores observaron que al proliferar a una velocidad acelerada, las células tumorales transforman toda su glucosa en lactato, señala en una publicación “El Universal”.

El investigador Carlos Pérez Plasencia, quien dirige al equipo, explicó que las células sanas obtienen energía mediante el proceso metabólico de la glucólisis, en el cual la glucosa se divide en dos moléculas de piruvato, que son oxidadas a CO2 y agua en las mitocondrias.

Mientras que en las células tumorales, la enzima lactato deshidrogenasa (LDHA) captura el piruvato (compuesto orgánico clave para generar energía y para la descomposición de la glucosa) para transformarlo en lactato, de manera reversible.

“Con este conocimiento, desarrollamos un fármaco ya patentado, homólogo al piruvato, para bloquear la enzima”, explicó el universitario.

En las células tumorales, la LDHA tiene un sitio de reconocimiento para el piruvato y lo transforma en lactato. “La sustancia que desarrollamos se une en este sitio y ya no se libera, rompiendo la línea de producción energética”, agregó.

A la par, continuó, se utiliza metformina (medicamento usado en diabéticos a fin de disminuir sus niveles de glucosa) para obstruir las vías de abastecimiento de las células tumorales.

Este tratamiento fue probado en ratones, y el resultado fue la desaparición de los tumores sin que presentarán efectos adversos.

 

 

Sobre Arabuko