Caída de Facebook e Instagram, ¿configuración o ataque?

La noche anterior, Facebook e Instagram dejaron de funcionar a nivel mundial durante un periodo aproximado de casi una hora, tiempo en el cual no fue posible acceder a ellas desde navegadores ni aplicaciones móviles.

Aunque se relaciona como responsables a Lizard Squad; un grupo de hackers, los cuales son defensores del Estado Islámico, mismos que fueron los responsables de los ataques a Xbox Live y PlayStation Network a finales de 2014, sin embargo portavoces de Facebook se limitaron a explicar en un breve comunicado que se encontraban “trabajando para recuperar la normalidad lo antes posible”.

“Mucha gente ha tenido problemas para acceder a Facebook e Instagram. Esto no se debió al ataque de terceros, sino que se produjo tras haber introducido un cambio que afectó a nuestros sistemas de configuración. Reaccionamos rápido para solucionar el problema y ambos servicios funcionan al 100% para todo el mundo», informó la compañía en un comunicado.

Ante la caída de dos gigantes como Facebook e Instagram, los usuarios recurrieron a Twitter para expresar su frustración por lo #Facebookdown rápidamente se convirtió en el hashtag del momento.

De acuerdo con “Sopitas” Facebook es la red social más utilizada en el mundo y que reúne a 1,300 millones de personas de todas partes del globo, lo que significa también una mina de oro si se le sabe explotar. Mark Zuckerberg lo ha sabido hacer ya que través de la publicidad que se muestra en todos los rincones de Facebook como Banners y publicaciones pagadas, le generan 2,680 millones de dólares al trimestre, lo cual se resumiría a ¡$20,700 dólares por minuto!

Esa cantidad es la que, según cálculos de VentureBeat, Facebook podría haber perdido por cada minuto que estuvo sin conexión, considerando que esas publicaciones ‘sponsored’ o patrocinadas, generan ingresos para la red social por cada click que los usuarios hacen en ellas. Al no haber clicks, no hay ganancias, lo cual deja pérdidas directas en el bolsillo de Zuckerberg.

Sobre Arabuko

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*