Amaxofobia: Miedo irracional a manejar

¿Te da miedo el solo pensar que debes conducir?, ¿te pones de nervios tomar el volante y arrancar el automóvil? Entonces tú pudiera tener algo que se llama Amaxofobia y es la fobia o miedo irracional a conducir un vehículo; esto puede deberse, por ejemplo, a la propia inseguridad, a la participación de seres queridos en accidentes, a factores climáticos como la lluvia, el que sea de noche y a factores humanos como embotellamientos, tráfico, etc. Etimológicamente, la palabra “amaxofobia” proviene del griego “amaxos” «carro» y “fobia” «temor».

¿Pero, como saber si realmente es Amaxofobia?

autored_amaxofobia_002Si tu ansiedad te controla y evita que conduzcas con seguridad hasta el grado de dejar de conducir, te provoca una tensión muscular muy fuertes o dejas de tener vida social solo porque no tienes alternativas diferentes a tu auto, entonces estamos hablando de una FOBIA Y  es importante que la enfrentes para que tomes el volante y conquistes el mundo!

Por eso en esta entrega de AutoRed te brindamos algunas sugerencias que te ayudarán a superar tu fobia al manejar:

Entender por qué tenemos esa fobia: Este síntoma se puede presentar por eventos traumáticos como accidentes viales y aunque no lo creas, si eres una persona con este miedo es fácil que lo aprendan quienes te rodean.

Reconocer los síntomas: Cuando sufres este nivel de estrés salen una serie de emociones y reacciones físicas. Ejemplo, dejar de hace algunas actividades que eran cotidianas, sudar, sentir dolor de cabeza, dolor en el pecho, náuseas y las llamadas piernas “de gelatina”, etc.

autored_amaxofobia_003Busca ayuda profesional: Es difícil superar una fobia y más si lo intentas solo, por eso debes dirigirte con especialistas los cuales podrán evaluar tu condición y darte la mejor terapia para superar este padecimiento.

Evita pensamientos absolutistas: No pienses que por el solo hecho de subirte a un auto pasará un accidente, acepta que conducir es peligros pero solo si se hace con irresponsabilidad.

Aprende a reducir tu tensión al volante: Evita que te domine el miedo al volante, evita que tu mente interprete señales de peligro donde no las hay.

Refuerzos positivos: Afírmate a ti mismo que todo está bien y que estas en una excelente condición para manejar.

Regresa al volante de manera gradual: En el caso de haber dejado de conducir te recomendamos volver a manejar en tramos cortos, sin muchos vehículos y por lapsos pequeños, así iras reforzando la confianza; familiarízate nuevamente con tu automóvil y poco a poco aumenta las distancias en las que conduces.

Ahora bien ya que estás listo para tomar de nuevo el volante de tu coche, no te olvides de darle mantenimiento preventivo usando refacciones y equipo de AUTORED REFACCIONARIAS

Sobre Arabuko News

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*