3 puntos importantes para implementar el Marketing Olfativo

Podemos definir al marketing olfativo como una ciencia moderna que se encarga de utilizar aromas específicos, es decir, se emplea con la finalidad de dejar un aroma característico que sea fácil de reconocer por cualquier consumidor cuando este realice una compra.

Debido a que el sentido del olfato es extremadamente poderoso, el marketing olfativo se aplica con el objetivo de impulsar la venta o simplemente generar una identidad propia para cada cliente o producto a través del mismo.

La Revista Merca2.0 comparte 3 puntos importantes que los retailers deben estudiar para aplicar esta técnica dentro del punto de venta:

• Objetivo claro. Como en cualquier actividad comercial, se debe tener claramente definido un objetivo para aplicar una técnica de Marketing. Se ha probado, a través de los malos resultados en diferentes estrategias, que no porque una actividad esté teniendo éxito para algún producto o servicio, necesariamente se contará con el mismo resultado para el nuestro.

• Tipo de sensación a lograr. Será importante tomar en cuenta con qué tipo de establecimiento se cuenta y qué se esperaría despertar en las personas que acuden a él. De acuerdo a ello, se seleccionará el tipo de fragancia adecuada para provocar una sensación en específico en el consumidor y por ende que pase más tiempo dentro del punto de venta.

• Situación geográfica. Resulta relevante el país donde se tenga presencia, pues culturalmente las fragancias despiertan sensaciones diferentes. Por ejemplo, en los Estados Unidos, el aroma “mentol” despierta una sensación de frescura, mientras que en Reino Unido está asociado a medicina. Si se quiere despertar una sensación entre los consumidores, también será trascendente analizar los aspectos culturales de los diferentes olores para obtener resultados positivos y que la puesta en marcha de esta técnica no produzca reacciones negativas en los clientes.

Sobre Arabuko